dissabte, 29 de març de 2008

El PP expedienta a seis ediles de Albalat por presentar una moción de censura a su alcalde

  • Presentaron la moción por 'el desgobierno y el deterioro de la situación política'
  • Los firmantes han propuesto al actual concejal de Obras Públicas, José Rafael Tamarit

VALENCIA.- El Partido Popular de la provincia de Valencia ha anunciado este viernes que abrirá un expediente informativo a los seis ediles populares que el jueves presentaron una moción de censura contra el alcalde de Albalat dels Sorells (Valencia), Vicente Almenar, también del PP.

Según ha informado en un comunicado, el PP pretende con este expediente que "se aclaren los motivos que han llevado a los ediles populares del citado municipio a adoptar esta medida, en escrupuloso cumplimiento de los estatutos del partido y para garantizar la normalidad de la gestión en el municipio".

Los seis concejales populares de la corporación municipal de esta localidad de 3.708 habitantes, presentaron este juevesr en el registro de entrada del Ayuntamiento una moción "motivada por el deterioro de la situación política, el desgobierno municipal y la falta de concreción para la realización de un proyecto de municipio viable y de futuro".

Asimismo, los ediles del PP, firmantes de la moción, han propuesto al actual concejal de Obras Públicas, José Rafael Tamarit, como candidato a ocupar la alcaldía en sustitución del actual regidor, una decisión que se votará en el pleno municipal del próximo 8 de abril.

Al respecto, el vicesecretario de Organización del PP provincial, Juan José Medina, ha lamentado que la "falta de sintonía" entre los concejales y su primer edil "haya desembocado en esta situación" y ha asegurado que desde el partido "se va a trabajar para dilucidar los motivos de lo ocurrido".

Por su parte, el portavoz socialista del municipio valenciano, Carlos Garcés, ha destacado que el conflicto "se remonta a hace más de un año, antes de las elecciones municipales" y ha señalado además que "la hostilidad que existía entre los ediles del PP y su alcalde no podía llegar a buen fin".

"Se juntaron por un beneficio político y de poder pero esa no es una buena manera de gestionar un municipio", ha manifestado Garcés, a lo que ha añadido que la actual situación de Albalat era de "ingobernabilidad total".

Asimismo, el portavoz del Bloc en la localidad, Nicolau Claramunt, ha apuntado que "los desencuentros entre los seis regidores y el alcalde eran periódicos tanto dentro del Ayuntamiento como fuera" y ha manifestado "lo más probable" es que los dos ediles con los que cuenta su formación se abstengan en la votación.

Claramunt ha sugerido además que "al parecer, los problemas comenzaron a la hora de elaborar las listas para las pasadas elecciones municipales, ya que el actual alcalde pretendía dejar fuera a los concejales que finalmente entraron en la lista".

Font: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/03/28/valencia/1206732294.html