dimecres, 19 de novembre de 2008

Cava Castell dels Sorells als Estats Units

Desde 1990 ha desempeñado diferentes funciones en el depósito de contenedores Transbase Soler -empresa familiar- hasta la fecha que desempeña el cargo de Consejero Delegado. En todo este tiempo ha desempeñado diferentes cargos sin vinculación laboral como consejero en varias empresas.


-¿Cómo nace Castell dels Sorells?
-Nace por la inquietud de un par de amigos. Uno de ellos era natural de Albalat dels Sorells y se dedicaba a la distribución de cava (en aquel entonces sólo existía el catalán) y el otro era natural de Catarroja, con un carácter enormemente comercial. Por aquel entonces mi padre, también Alfredo, se dedicaba al sector del transporte y de la logística de contenedores marítimos y acababa de vender una empresa que tenía en Barcelona cansado de los continuos y constantes viajes allí. En aquellos tiempos las comunicaciones no eran las de hoy. En ese momento, y por mediación del amigo de Catarroja, le invitaron a acompañarles en este ambicioso proyecto como parte capitalista. Por tanto resulta curioso el hecho de que mi padre vendiera una empresa valenciana ubicada en Cataluña a los catalanes para con ese capital iniciar una nueva empresa valenciana que iba a elaborar por primera vez cava fuera de Cataluña.


-¿Qué ha sido lo más difícil hasta llegar a este veinticinco aniversario?
-Los primeros años fueron maravillosos por aquello de la novedad, pero cuando la empresa tuvo la necesidad de crecer de verdad surgieron los problemas naturales de todo negocio. La casualidad hizo que coincidiera con una época de crisis, las financiaciones se bloquearon y los intereses estaban por las nubes a la vez que las ventas no crecían. En un momento dado la única solución era la inyección directa de capital por los socios y asumir la situación. El resultado final fue que la empresa quedó totalmente en manos de la familia Soler. Durante varios años la empresa dejó de producir hasta que por fin se tuvo oportunidad de remontar el vuelo. Esos años fueron los peores sin lugar a dudas.


-¿Y cómo recalan en Turís?
-La actividad se inició en Albalat dels Sorells en un bajo y por tanto la producción era limitadísima. Los primeros años fueron un boom por aquello de la novedad y pronto se tuvo que pensar en buscar una nueva ubicación con posibilidades de crecimiento en un futuro. De entre las diferentes posibilidades barajadas, destacó Turís por su tradición vitivinícola, su proximidad a Valencia y la gran acogida del municipio. Por otro lado tengo que decir que ya hace aproximadamente doce años que mis padres están viviendo en Turís y están perfectamente arraigados, tienen sus amigos, forman parte de una Cofradía de Semana Santa y en definitiva están encantados.


-Se trata de una empresa familiar, ¿cómo está estructurada?
-El pilar básico de la empresa son mis padres. Ellos se dedican en cuerpo y alma. Mi padre, como presidente, tiene siempre la última palabra aunque es una persona sabe escuchar para posteriormente decidir. En el día a día mi padre se encarga de la supervisión de todo aquello relacionado con la producción, algo que le encanta. Mi madre supervisa la administración. Por mi parte soy el que marco las líneas estratégicas a seguir desde un plano más general.


-El aniversario lo celebran además con premio, ya que uno de los dos cuveés que se presentaron ya ha sido galardonado antes de salir al mercado.
-Así es. En concreto el Saten que es un Gran Reserva del 2003, amarillo pajizo con tonos dorados. El premio recibido fue la Medalla de Bronce en el certamen inglés Decanter World Wine Awards, de un alto prestigio es el concurso de vinos con mayor influencia internacional. Por otro lado, nuestro Brut Nature ha obtenido la Medalla de Plata hace pocas semanas en el mayor concurso oficialmente reconocido celebrado en Alemania, el Mundus Vini.


-Ya que hemos mencionado el mercado, háganos una breve radiografía de cómo está en este momento.
-Como os podéis imaginar no es el mejor momento ni a nivel nacional ni internacional. Según las últimas estadísticas del Consejo Regulador del Cava, las ventas están bajando significativamente sobre todo en el mercado nacional. Nosotros lo atribuimos al tópico de que todavía el cava no se suele considerar como una bebida de acompañamiento a la comida sino un lujo posterior a la misma y que evidentemente en una época como la que se está viviendo es lo primero que se elimina en el menú.


-Tenemos entendido que también han exportado sus caldos más allá de fronteras españolas, ¿qué tal ha ido?
-No ha ido del todo mal, pero siempre que se inician mercados exteriores debes ser consciente desde el inicio que el proceso es muy lento. La paciencia es fundamental. Aquel que pretenda "dar un pelotazo" en cualquier país, aún siendo emergente, se llevará un fuerte desengaño. Nuestro principal handicap en la exportación es que siempre tienes que competir contra la denominación Champagne y sobre todo fuera de Europa es difícil convencer que el método y procedimiento de elaboración es el mismo y tan sólo difiere por la zona geográfica de donde procede.


-En el acto del veinticinco aniversario tanto Arturo Virosque como la consellera Maritina Hernández alabaron su valentía y su capacidad de iniciativa precisamente en momentos de crisis como este que atravesamos.
-Lo primero que quiero decir al respecto es el enorme agradecimiento a ambos por habernos acompañado y apoyado en un acto tan importante para nosotros. Por otro lado decir, que un cambio como el que le hemos dado a la bodega en cuanto a estrategia empresarial, apostando por los cavas de alta expresión y con ello renovando en alto grado las instalaciones de la bodega, procesos y procedimientos no es algo que se consiga de un día para otro. De hecho, tanto el cuveé Magenta como el Saten, fruto de este cambio en la filosofía empresarial, fueron engendrados en el año 2003. Hoy, cualquiera de nuestros productos cuando sale al mercado, son todos como mínimo reservas por los años de descanso y mejora que pasan en nuestra bodega. Si tuviéramos que tomar hoy la decisión de ese cambio en la filosofía de la empresa sí que mereceríamos esos calificativos de valentía, etcétera, pero cuando lo hicimos, nada hacía sospechar la situación actual en la que nos encontramos. Ahora no tenemos más remedio que sacar pecho y mantener nuestra política.


-Por cierto, tuvo emocionadas palabras hacia sus padres.
-Mis padres se lo merecen todo. Este proyecto les ha dado grandísimas alegrías y el balance ha sido positivo, pero también tengo que decir que les ha dado los peores años de sus vidas en aquel momento de "paso del desierto" que comentaba. Cuando se es empresario muchas veces la situación económico-empresarial arrastra a la personal. Es muy difícil transmitir en unas pocas palabras el alto grado de sentimiento y agradecimiento que se merecen y por ello las palabras van acompañadas de mucha emoción inevitablemente.


-¿Qué proyectos de futuro tienen?
-Pues el proyecto más inmediato es introducirnos en Estados Unidos. Estamos más de un año preparando el camino. Por fin este mes nuestros cavas serán probados y puntuados por el gurú Parker y como confiamos plenamente en nuestra calidad, seguro que sus comentarios serán muy positivos y eso en Estados Unidos es garantía de éxito.

Font:http://www.lasprovincias.es/valencia/20081116/ribera/padre-vendio-empresa-para-20081116.html