divendres, 22 de maig de 2009

Cinco alcaldes piden la ronda de Albalat a Valencia pese a que cruza huerta protegida



Más de 50.000 vehículos pasan a diario por la antigua carretera de Barcelona, que comienza en el monasterio de San Miguel de los Reyes de Valencia y no deja zonas habitadas hasta pasar Foios. Los vecinos reclaman desde hace años una ronda que facilite el acceso no solamente a municipios como Tavernes Blanques, Meliana o Almàssera, sino a Massamagrell, Emperador o Museros, vertebrando la comarca. Además, se eliminarían los vehículos que cruzan las calles cada día y que suponen un peligro continuo para los peatones.
Los alcaldes de cinco municipios de l'Horta Nord -Foios, Alboraya, Almàssera, Albalat dels Sorells y Tavernes Blanques- se han reunido para consensuar posturas. Ven una necesidad la construcción de la ronda, pese a que saben que tendrá que cruzar necesariamente por huerta protegida.
«En l'Horta Sud es mucho más fácil planificar infraestructuras, aquí tenemos huerta de alto valor pero esa carretera es fundamental. Queremos sin embargo ser muy respetuosos con nuestro patrimonio», aseguró ayer el alcalde de Alboraya, Manuel Álvaro, que recordó que los caminos rurales están completamente saturados por el gran volumen de vehículos que los atraviesan a diario debido a la falta de infraestructuras viarias.
La reunión entre los alcaldes vino motivada después de que una asociación recorriera Ayuntamientos reclamando que se aprobaran mociones rechazando un trazado concreto, el que atravesaría la huerta por el este de las poblaciones, siguiendo el trazado actual de la ronda. Esta situación había causado tensiones entre municipios, ya que el trazado que gustaba a un municipio perjudicaba a otro.
«Queremos la carretera, pero que su trazado no perjudique a nadie. Sabemos que es difícil pero, como ya hicimos con el AVE, vamos aunirnos la comarca para consensuar posturas», explicó Álvaro.
Sin embargo, la solución es cuanto menos complicada. La Conselleria de Infraestructuras está ultimando un primer esbozo de ese último tramo de la CV-300, que actualmente se inicia en Puçol y acaba en Albalat dels Sorells. El objetivo es llegar a Valencia y conectar con la ronda norte sin atravesar núcleos urbanos, y que las calles de Tavernes, por ejemplo, dejen de ser carreteras.
Menor impacto
Según Álvaro, la Conselleria presentará al menos dos alternativas, y el objetivo es estudiarlas para que la solución elegida sea la que tenga un menor impacto en la huerta y nadie salga descontento.
Durante la reunión t acordaron, en este sentido, solicitar a la Generalitat que concluya el estudio que actualmente realiza sobre las alternativas de trazado para esta carretera y se remita a los municipios afectados para su estudio. «El objetivo es no tomar ningundecisión de forma individual y reunirse tras conocer las alternativas para consensuar soluciones», aseguró el alcalde de Alboraya.
La infraestructura choca de frente, a falta de ver las soluciones planteadas por la Conselleria, con el Plan de Protección de la Huerta aprobado por Medio Ambiente, que señala como zona de alto valor ecológico la situada en l'Horta Nord.

Font:http://www.lasprovincias.es/valencia/20090521/horta/cinco-alcaldes-piden-ronda-20090521.html

1 comentari:

mollet ha dit...

"Cinc alcaldes es barallen,
per un hortet que tinc jo,
per a fer xalets de luxe
i plantar-me un camp de golf".

Pep el botifarra diu que tres alcaldes, però l'adaptació lliure diu que cinc.